WordPress es el Justin Bieber de la web. Es popular, entretenido y tiene 15 años. Bueno, Justin tiene 21, pero para los efectos es lo mismo. Se trata de un sistema de gestión de contenidos joven, útil y con buena fama (de hecho, mejor que la de Justin) que te permitirá desarrollar en la web tu propio sitio web. Justin comenzó con poca audiencia: la que lo veía cantar en los actos del colegio. WordPress también, tenía menos usuarios de los que ahora podrías imaginar (actualmente decenas de millones, seguramente más que Justin). Justin nació de una madre de 18 años, cristiana, que deseaba que su muchacho se dedicara al canto espiritual. WordPress fue puesto en línea en 2003 por el programador nativo de Texas Matthew Mullenweg, quien para el momento del lanzamiento de esta plataforma contaba con tan solo 19 años. A diferencia de la mamá de Justin, Matthew no quiso imponerle a WordPress, su “hijo” ninguna camisa de fuerza religiosa ni de ningún tipo. La idea era que WordPress fuese un sitio asociado a la libertad, para que tú pudieses publicar casi todo.

WordPress, gratis y versátil

Tal y como te venía diciendo, se dice que WordPress es una plataforma libre y esto va asociado al hecho de que se trata de un proyecto de Código Abierto (Open Source). Esto, ¿qué significa? Que además de estar siendo desarrollada por cientos de personas en todo el mundo (lo cual te garantiza un sólido soporte técnico), te permite la libertad de crear en tu sitio web tus propios estilos y contenidos; es decir, puedes modificar la fuente del programa y sus fondos y desarrollar artículos con libertad temática: desde tus mejores recetas de cocina hasta un ranking de los 10 mejores negocios del mundo. De manera que de Justin puedes pasar a ser el Mick Jagger de la web.  

¿Qué necesitas para usar WordPress.org? Un web hosting que reúna los requisitos básicos de alojamiento y un poco de tiempo. Una vez en WordPress.org puedes usar el servicio WordPress.com, que es el que te permitirá desarrollar tu blog basado en las características de WordPress.org. Pero no te limites, lo del blog es solo una ventaja. WordPress es, como te dije antes, un sistema de gestión de contenidos gracias a sus plugins o complementos (programas con funciones específicas que pueden ser aprovechadas por el desarrollador y el usuario), widgets (mini aplicaciones) y temas, término que en este caso se refiere a los elementos gráficos que definen la apariencia de tu blog, página web o aplicación, la configuración visual.

La popularidad mundial de WordPress

Puedes crear la página web de tus sueños a través de WordPress, pero si no tienes el feeddback de tus visitantes, ¿cómo saber hacia dónde orientar tus contenidos? O lo que es lo mismo: imagínate si Justin o Mick Jagger no supiesen lo que opinan sus fanáticos de su nueva canción. WordPress tiene varias herramientas para que obtengas esas opiniones porque es una plataforma concebida hecha para la comunidad y para que, una vez que la uses, tú puedas conectarte con comunidades en la web.

Una de las opciones es darles a tus usuarios la opción de comentar tus publicaciones y –más importante aún- de ofrecerles la posibilidad de que pregunten lo que no saben a través de foros. Otra herramienta es el Mailing, la herramienta que te permitirá mantener a tus seguidores actualizados sobre tus nuevas publicaciones a través de correos electrónicos. Pero quizá la herramienta más importante de WordPress, en términos de entender la plataforma y sacarle el mejor provecho, es Wordcamp. Los Wordcamp, que son eventos gratuitos o de bajo costo que se organizan en todo el mundo para que los usuarios de WordPress reciban charlas de actualización e intercambien dudas y progresos, y son llevados a cabo desde Los Ángeles hasta La Patagonia y más allá. Solo es cuestión de que consultes si habrá uno cercano a ti.

El nacimiento de WordPress y 10 ventajas básicas

Aparte de Matthew Mullenweg, WordPress tiene un padre putativo: el b2/cafelog, su software precursor. Los “tíos” de WordPress son PHP (Hypertext Pre-processor o Personal Home Page Tools) el lenguaje de programación diseñado para el desarrollo web de contenido dinámico que puede incorporarse directamente al lenguaje HTML; y el sistema de gestión de base de datos MySQL. Puede decirse que es un “niño” que ha crecido bien; actualmente es usado por más del 24% de la web y es empleado desde sitios simples, como aquel del recetario, o complejos portales. Con WordPress no hay límites, además, por la cantidad de plugins o funciones adicionales que te ofrece. Acá te enumeraré 10 ventajas de WordPress.

Simplicidad: Es una de las virtudes más celebradas de WordPress. Nada se interpone entre tú y WordPress para que desarrolles tu sitio web. Es fácil de instalar y de actualizar.

Flexibilidad: Funciona para todos los niveles, desde el usuario más neófito en materia web hasta el programador de más alto nivel. Esa versatilidad de perfiles permite, por supuesto, la versatilidad de contenidos: volvemos al ejemplo del recetario, al que pueden sumarse un fotoblog, una página de negocios, una revista, un sitio de noticias, una comunidad y hasta una fan page de Justin Bieber o una de Mick Jagger (ciertamente, ambos son bastante flexibles). A esto, como ya te dije puedes incorporarle plugins que gocen de buena fama o hasta crear el tuyo propio.

Facilidad para publicar: No necesitas de un complejo proceso para poner en línea las actualizaciones de tu sitio. WordPress te permite hacerlo de la manera más sencilla. Haber creado un documento, en WordPress, ya te hace un genio digno de un capítulo en la serie The Big Bang Theory. Las herramientas de publicación en WordPress te hacen la vida fácil, con opciones como hacer tus contenidos públicos o verlos en privado antes de publicar y crear tu propio calendario de publicaciones. Con WordPress pasarás a ser el gerente de tu propia página web.

Buena gestión de usuarios: WordPress es amable no solo contigo sino también con tu equipo y, sobre todo, con tu comunidad de usuarios. Tus administradores tendrán un tipo de acceso, así como tus editores, tú y hasta tus usuarios, que podrán dejar sus propias impresiones, hacer sugerencias o plantear dudas.

Óptimo manejo de multimedia: WordPress te da la opción de acompañar tus artículos con un sinfín de imágenes, lo cual es sumamente atractivo para quienes te sigan. Además, te permite concebir tu propio diseño de encabezados, incorporar galerías, etcétera. Las palabras clave para esto son Drag & Drop (“Arrastra y Suelta”), la función que te permite “arrastrar” archivos hasta tu página y “soltarlos” para ser publicada.

Manejo de normas “futurista”: El código libre de WordPress está en plena conformidad con las normas establecidas en el W3C (World Wide Web Consortium), el consorcio internacional que produce recomendaciones y estándares que aseguran el crecimiento de la web a largo plazo. Es decir, que tu página web será como Los Beatles: gustará en su época y en el futuro.

Variedad temática: En WordPress tienes múltiples opciones para definir tu configuración visual sin complicaciones. Puedes aplicar “make overs” a tu página web en WordPress recurriendo a los Temas Padre (el formato que elijas para la configuración fija) y el Tema Hijo (el que permite importar estilos y modificar el Tema Padre).

Muchos plugins: En WordPress tienes una cantidad considerable de plugins que te permitirán –sobre todo- mejorar tus tiempos de carga y así mejorar tu SEO e incorporar Widgets de redes sociales (que te permitirán la publicación simultánea de tus contenidos en todos tus sitios en la web), galerías, controles para la protección de correos no deseados y calendarios.

Incrementa tu SEO: WordPress posee plugins diseñados específicamente para incrementar tu optimización en los motores de búsqueda (Search Engine Optimization). Además, ofrece una gran variedad de importadores de blogger a WordPress con opciones como LiveJournal, Movable Type, TypePad, Tumblr, y WordPress.

Es políglota y rentable: WordPress está disponible en más de 70 idiomas. De manera que si te animas a desarrollar tu sitio en mandarín, ¿qué esperas? Sumado a ello, con WordPress puedes hacer dinero a través de tu página web, ofrecer productos y servicios a tus seguidores en la web. Ello puede implicar algún tipo de inversión en lo que los expertos describen como beneficios a largo plazo. Si sabes invertir bien (en plugins idóneos para ti) verás esos beneficios. No es obligatorio, puedes administrar tu sitio sin costo alguno y sobre todo también tomando en cuenta no invertir por invertir, no llenarte de plugins que van a ralentizar la descarga de contenidos. Tal y como te lo dijimos al principio de este post: eres libre de elegir.

¿Te queda alguna duda sobre todas las ventajas que tendrías? ¿Qué esperas? Ya es tiempo de convertirte en el Justin Bieber de la blogósfera… O en el Mick Jagger, dependiendo de tu estilo.

WordPress: sinónimo de libertad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *