Ponte un segundo en el lugar del usuario. Bueno, que sean dos. Ponte dos segundos en el lugar de tu usuario e intenta buscar alguna cosa en la web. ¿Qué página apareció de primera en tu búsqueda de Google? ¿En cuánto tiempo descargó la información? Si fueron dos o menos segundos te encontraste con una buena página, optimizada. ¿Qué? ¿No es tu página? Entonces, preocúpate. O mejor ocúpate, no hay tiempo que perder…

En su constante cambio de algoritmo, Google toma en cuenta las palabras clave para “rankear” o posicionar los websites, pero también –en menor medida, hay que decirlo- la velocidad de tu página web. Es lógico, el usuario no quiere perder tiempo y tú no querrás perder dinero (en caso de que tu website tenga el objetivo de captar usuarios rentables a los que quieras ofrecer un buen servicio). En este post, te explicamos cómo lograr una buena optimización de tu página web y cómo lograr que tu página web sea más rápida.

La velocidad de tu website y tu “rankeo”: ¡Aquí está el detalle!

Con todo lo anterior, obviamente habrás entendido que la velocidad y optimización de tu página web influye directamente en tu rankeo o posicionamiento en la web. ¡Pues no es así! Espera, no te estoy tomando el pelo. Son dos factores relacionados, pero no directamente. Hay websites de carga rápida que podrían estar en el último lugar de visitas o algunos de carga muy lenta que podrían estar ocupando el primer lugar. No desesperes. Recuerda, en todo caso, que me estás acompañando estos minutos para lograr que tu página web sea más rápida.

Dicho por Cantinflas sería más o menos así: “A ver si me explico tantito: su posición en la web depende de la velocidad de su página, pero la velocidad de su página no tiene que ver directamente con su posición en la web. ¿Ahora sí me entendió?”. Apartando las cantinfladas, el punto que debes tomar en cuenta en términos de resultados de los motores de búsqueda es el siguiente: la métrica que utilices para medir la velocidad de tu página web.

Amor al primer byte

Hablar en tecnología es hablar en inglés. No es tan grave, tampoco te pedimos que te conviertas en el intérprete oficial de la ONU ni que emules el spanglish de los latinos promedio invitados a un talkshow en Miami. Manejar un nivel básico puede ser un buen comienzo.

Por ejemplo, en este momento voy a hablarte del first byte, término que en tecnología está referido a “la primera unidad de información”. ¿Qué es determinante para los buscadores en términos de resultados? El tiempo que tome a una red y un servidor web enviar el “primer byte” de tu página web al navegador. Generalmente, los websites cuyo “primer byte” para el usuario es rápido, suelen posicionarse bien en Google. Eso nada tiene que ver con si tu home o página principal demora horas en mostrarse por completo o si está cargada de avisos “pesados”. Ese es otro asunto (aparentemente no importante para Google en estos términos). Si Kylie Minogue lo cantara se llamaría Love at First Byte. ¿Entiendes el chiste? Es que ella tiene una canción que se llama Love at First Sight, a “primera vista” ¿ves?, ¿no? ¡Cantinflas, ayúdame!

Sé precoz, vamos, tú puedes, ¡Hazlo rápido!

Me refiero al contenido de tu página. No le des más vueltas: ¡Acelera el tiempo de carga de tu página web! No es solo importante para Google, es importante para tus usuarios y, por ende, es importante para ti, si quieres conservarlos y hacer que reciban un buen servicio y sean rentables.

Acá entra en juego un término –en español claro y conciso- que te ayudará a mejorar esa velocidad: la optimización de tu página web. Está comprobado estadísticamente que el aumento de tráfico tiene que ver con una optimización de tu website, concretamente, con la velocidad que tarden tus contenidos y avisos en cargarse. Si en materia sexual 10 segundos son una estafa, en la web, menos de eso, son un verdadero orgasmo.

¡Haz que tu página web sea más rápida! Hablemos de números

Si tus visitantes tienen que pasar más de 10 segundos esperando a que carguen tus contenidos, créeme que se van a haber ido a otro lugar virtual, antes de que tú “aparezcas”. Estudios recientes arrojaron que el 47% de los usuarios esperan que la página web que están visitando se tarde 2 segundos o menos en cargar, lo cual tiene sentido, en esta época en la que estamos a un click de distancia de todo (y que no queremos que ese click se convierta en el equivalente a un atasco en el tráfico en el mundo real).

Solo en Estados Unidos, más de la mitad de los compradores on line abandona la transacción si el asunto se torna lento. Eso sin contarte que el retraso de 1 segundo en tu carga puede reducir en un 7% las conversiones. ¿Y qué son las conversiones? La transformación del trafico de tu web en clicks rentables para ti de una representación concreta a otra.

Si asistes a una reunión de índole familiar, entre amigos o un simple almuerzo de trabajo, seguramente, en algún momento de la velada, todos estarán conectados a sus teléfonos inteligentes, para bien o para mal y en contra de lo que dicta la norma de etiqueta (¿realmente te importa ser tan elegante entre amigos a los que quieres impresionar con algún contenido web?). Vamos, sabemos que si surge en la conversación algún contenido que es “tendencia” en Twitter, se generará una suerte de carrera (infantil) contra el tiempo a ver quién obtiene el contenido primero y lo muestra al resto de los presentes, lo cual le dará al “ganador” cierto estatus de líder de la manada. ¿O crees que puedes verte seductor con tu cara de angustia mientras el website aparece en la pantalla de tu dispositivo? Pues bien, al trasladar esta situación cotidiana a porcentajes de estudios recientes, tenemos que:

73 % de los usuarios de los Smartphones se queja de encontrar páginas muy lentas de descargar.

51% de los usuarios comenta que algunas páginas les dan “error” o se “congelan” a mitad de descarga en sus móviles.

31% espera que las descargas en sus teléfonos sean un poco más lentas que en su computadora.

25% tiene la expectativa de que las descargas en su teléfono sean casi tan rápidas como en su computadora.

21% espera que las descargas en sus teléfonos sean igual de rápidas que en sus computadoras

12% (optimista) espera que las descargas en sus teléfonos sean más rápidas que en su computadora.

11% espera que las descargas en su teléfono sean más lentas que en su computadora.

¿A qué estadísticas quieres responder? ¡Vamos! ¡Acelera el tiempo de carga de tu página web!

Velo así: Si un website de ventas o e-commerce está obteniendo ganancias diarias por el orden de los 100 mil dólares, un segundo de retraso en la carga de la página puede costarle pérdidas de alrededor de los 2,5 millones de dólares al año.

¿Te queda claro? Debes acelerar el tiempo de carga de tu website

No puedes decir que tu página web es lenta si no has medido sus tiempos de carga. En este momento de la lectura, a lo mejor ya das por sentado que tu website es “lento”. Y aunque te suene contradictorio, no te apresures a sacar conclusiones, ¡Mídelo!

Para ello, algunas herramientas recomendables son

El Pingdom Page Load Time y el Google Analytics Site Speed reports, que te dan un diagnóstico general en cuanto a tus velocidades de carga.

El WebPageTest, que es más avanzado porque te permite medir tu tiempo de carga en distintos browsers o navegadores y te dará un resultado exacto de las áreas más lentas de tu website.

El GtMetrix, para comparar tus tiempos de carga con los de otros websites (obviamente, lo ideal es que sean los de tu competencia para que tengas una referencia significativa).

Analiza tus resultados, recuerda que el tiempo de carga ideal no debe pasar de los 2 segundos, si estás por debajo de eso, perfecto. Si sobrepasas ese lapso, debes entonces lograr la optimización de tu página web. ¿Cómo lo haces? Una manera de hacerlo es ponerte en contacto con especialistas en la materia como My design Forest El precio, con el tiempo, te resultará provechoso pues optimización de tu página web se transforma en un negocio rentable. Si quieres información en español escribe a este correo juan@mydesignforest.com .

VPS, tres letras mágicas para optimizar tu página web

Si estás en un ambiente de oficina, es muy común escuchar a alguien del departamento de Sistemas explicar, cuando todo va lento en la web que “hay problemas con el servidor”. Los que no están familiarizados con el término lo repiten y lo asumen como si se tratase de una falla del aire acondicionado y esperan que estos “problemas con el servidor” se solucionen.

El servidor es una máquina cargada de información de mayor potencia de la que, literalmente, “se sirven” otras. Las máquinas servidoras suelen tener mayor capacidad de almacenamiento de información y de memoria. Un servidor web almacena, esencialmente, documentos html (archivos de formato especial para visualizar websites en los navegadores), imágenes, texto y videos. Dicho todo lo anterior, si tu servidor va lento, tu página irá lenta.

Por lo tanto, una de las soluciones para optimizar tu página web y acelerar el tiempo de carga de tu página web es cambiar de servidor o actualizar tu tipo de cuenta de hosting. Si tu website posee una gran cantidad de información, archivos de texto, gráficos y video y usas una cuenta compartida, no habrá servidor tradicional que te ayude a acelerar el tiempo de carga de tu página.

En todo caso, si estás contento con tu proveedor de hosting, debes migrar de un servidor tradicional a lo que se conoce como VPS: Virtual Private Server. Tener este servicio te costará mucho más caro, pero te ayudará a optimizar tu página web y por lo tanto, a mantener satisfechos a tus usuarios y, a convertirlos en clientes rentables que reciben un buen servicio. Si estás contento con tu servidor, el asunto entonces es cambiar de proveedor de hosting. Debes estar atento, a veces los que “rankean” en los primeros lugares no son necesariamente más rápidos y son servicios que se quedan con una importante “comisión”, estudia bien tus posibilidades.

Código e imágenes: La optimización necesaria de tu página web

Si quieres impactar en una conferencia corporativa, probablemente vas a querer verte bien. Pero ya sabes que esto no implica necesariamente que sufras algunas incomodidades. Si has visto la alfombra roja del Oscar te habrás topado en pantalla con la estrella que luce hermosa pero que apenas puede caminar por el montón de prendas o unos zapatos vistosos pero muy apretados.

La estrella en este caso puede ser tu página web y si la adornas demasiado no llegará al Dolby Theater ni que la ayuden. Dependiendo de tu diseñador web, tu página contará con un número determinado de imágenes de contenido, que son las que proporcionan información, e imágenes “decorativas”, aquellas empleadas para un ícono, colores de fondo, etcétera.

Para la optimización de tus imágenes tienes dos opciones: comprimirlas o bajarles el tamaño, una tarea que puede tomar mucho tiempo, pero que bien vale la pena si lo que deseas es optimizar tu página web. En cuanto al código mientras más optimizados en términos de velocidad mejor. En la web dispones de múltiples herramientas y trucos para hacerlo.

El amor y el interés

Volviendo a Cantinflas, recuerda que mejorar la velocidad de tu página web no es determinante pero sí es un factor importante para mejorar tu posicionamiento en los buscadores. Debes entonces acelerar el tiempo de carga de tu página web, hacer tu página web más rápida. Recuerda que los websites lentos son poco amigables y lo que tú quieres es tener un millón de amigos, que con el tiempo se traducirán en un millón de dólares, o más (ojala). Ahí está el detalle.

¡Tu página web a toda velocidad!

¡Tu página web a toda velocidad! Porqué optimizar tu pagina web

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *