Piensa en la Grecia antigua: ¿recuerdas algún celebre filósofo que se haya llevado todos sus conocimientos a la tumba? O ponte religioso: ¿hubiera tenido sentido que Jesús dijese sus parábolas a sí mismo? En la plástica: ¿hubiera tenido algún objetivo que Picasso escondiese sus cuadros? Y en la música: ¿qué tal si María Callas o Édith Piaf hubiesen cantado solo en la ducha? El conocimiento, el talento, las obras de arte cobran vida cuando son expresados, comunicados. Ya en el siglo XVI decía Sir Francis Bacon que “el conocimiento es poder”, a lo que, en la contemporaneidad, el experto en neurolingüística brasileño Lair Ribeiro agrega “poder en potencia”.

En resumen, y de manera muy folklórica, lo que quiero decirte es que: “lo que no se exhibe no se vende”. Y esto aplica a tu página web. Mercadear tus contenidos, hacer que los usuarios los lean, los consuman, es una de las claves para optimizar tu página web, o lo que es lo mismo incrementar lo que se conoce como On Page SEO. ¿Cuál es la esencia? Generar contenidos o artículos que causen buen impacto o influencia en los usuarios, lo cual, automáticamente, se transformará en un mayor número de usuarios.

Por un mundo (web) lleno de SEO

Ya a estas alturas debes saber qué es SEO. En inglés las siglas abrevian Search Engine Optimization, que no es otra cosa que la optimización de los motores de búsqueda; es decir, la manera en la que tus contenidos serán posicionados en los buscadores. Los principales atributos que deben tener tus contenidos para una efectiva SEO son: riqueza de datos y atractivo de leer o consumir para los usuarios. Para ello no estás solo: cuentas con herramientas como Quora, un servicio de mercado de conocimientos; Reddit, un sitio web de marcadores sociales; y las redes sociales que, si las usas adecuadamente, pueden convertirse en tus mejores agentes de prensa. Esto último lo recomienda el empresario británico –experto en Digital Marketing- Neil Patel (así que es probable que tengas éxito si le haces caso).

Por otra parte, pensar en incrementar tu SEO es pensar en Google. De manera que mientras más te adaptes al algoritmo de Google de manera genuina, mayores posibilidades tendrás de mejorar tu SEO a través de tu página web. Haz la prueba con cualquier frase rebuscada. Yo acabo de probarlo con: ¿Cómo hacer un platillo volador? Obtuve 226 mil resultados. ¿Te sirve de referencia? Tal y como vengo comentándote, una buena SEO depende de varios factores, por ello, existen tres categorías de SEO: El SEO On Site (tiene que ver con tu apariencia en la web; es decir, el diseño de tu website); el SEO On Page (la optimización de tus contenidos, la información útil) y el SEO Off Page (la optimización que hacemos de nuestra página web a través de enlaces externos o “fuera” de nuestra página). Se dice que, del SEO, el Off Page es “el rey”; fíjate cómo lo que te decía al principio de esta nota se reitera de nuevo: puedes tener un artículo impecable, una obra maestra de la web, pero si no es compartida y divulgada pierde “poder”. Sin embargo, el On Page SEO le da la batalla al Off Page si se vale de las palabras competitivas apropiadas. Prepárate en las tres categorías y aplícalas simultáneamente.

Un misterio llamado algoritmo

Siempre se les reclama a algunas mujeres el hecho de no expresar lo que realmente quieren cuando están en pareja. La escena básica es: ella pone una carita de desagrado o tristeza y él le lanza la pregunta clásica: “¿te pasa algo, mi amor?”. Ella, por supuesto, dirá: “no, nada”. Pero en el fondo quizá está molesta porque le dijiste que estaba un poco más “rellenita” (nunca lo hagas), no te acordaste del cumpleaños de su perrito o la miraste feo mientras te cepillabas los dientes. Tú nunca sabrás qué fue lo que hiciste o dejaste de hacer para que ella tenga esa carita. Hasta que de repente le regalas unas flores y medio sonríe, le estampas un beso y te lo corresponde o inventas una cena romántica que te sale muy cursi, ella suelta tremenda carcajada y fin del conflicto. Con las mujeres casi nunca se sabe. Y con el algoritmo de Google tampoco.

En tu proceso hacia aumentar tu SEO, el algoritmo de Google juega un papel fundamental, ya que el algoritmo es el conjunto de instrucciones que recibe el sistema para arrojar resultados en cada búsqueda. Los algoritmos tienen parámetros, pero no creas tú que Google te los va a decir. Lo que hace el sistema son darte pistas (quizá más que aquella mujer dolida), para que tú sepas si funciona más la cena romántica que el ramo de flores silvestres.

Así, los bloggers experimentan con sus contenidos para ver lo que funciona y el (caprichoso) algoritmo va cambiando sus parámetros de acuerdo a las necesidades clave de la audiencia. El algoritmo de Google da una puntuación a tus contenidos de acuerdo a esas necesidades de la audiencia, obviamente, el contenido que mejor cubra esas necesidades ocupará siempre los primeros lugares. En todo caso, si bien Google no te ha revelado el misterio, tienes maneras de adivinarlo. Acá algunas pistas:

  • Crea contenidos ricos en información útil y perfectamente estructurados.
  • Si el algoritmo de Google es un misterio, tú bien puedes usar meta tags o meta mensajes, comunícate con él. No me refiero a que vas ahora a convertirte en el protagonista de la serie El Mentalista ni en Sharon Stone y su perverso juego de adivinanzas con Michael Douglas en la película Basic Instinct. En la web, los meta tags son las HTML que se comunican principalmente con Google (aunque el usuario pueda verlos). Los meta tags contemplan descripciones como las siguientes:

¿Cómo entender a la mujer?

La guía perfecta para entenderla, complacerla y hacer que ella, tu mujer, se enamore cada día más de ti. Lograremos que la entiendas

La meta descripción que está justo debajo del link que lleva a tu página. No debe exceder los 150 caracteres y debe estar repleta de palabras clave.

  • Hablando de palabras clave, existe, por supuesto en este proceso de conquista del algoritmo el uso que debes darle a las palabras clave para seducirlo y dentro de las mismas lo que se conoce como la palabra clave primaria (Primary Keyword). En este artículo que preparé para ti, por ejemplo, a pesar de que te he mencionado a sir Francis Bacon, Pablo Picasso, Sharon Stone, Grecia Antigua y Michael Douglas, la palabra clave primaria es On Page Seo. Así que permíteme repetirla varias veces en esta frase: On Page Seo, On Page Seo, On Page Seo. Bueno, era una broma, no lo hagas en casa: el generar un exceso de palabras clave genera spam al usuario y es visto ilegal por Google.

Conviértete en el artista del título

Acá toca saludar al periodismo. En un artículo, indistintamente de la fuente periodística o género al que pertenezca, un buen título garantiza lectoría. Al menos de los primeros caracteres de tu trabajo, que en nuestro caso (web) es el first byte. No hagas como los encargados de hacer los títulos de las películas de Hollywood en Hispanoamérica, que a la maravillosa Big Eyes (Grandes Ojos) de Tim Burton, le pusieron nombre de telenovela mexicana: El retrato de una mentira.

Tampoco ofrezcas lo que no vas a cumplir, son harto conocidos los sitios web que en Twitter hacen gala de títulos engañosos que inevitablemente ganarán el click del incauto internauta. Usa el sombrero blanco del SEO, no estafes a tus usuarios.

Como en el periodismo, en la web, hay normas básicas (flexibles) para la construcción del título. Lo primero a considerar es que no exceda los 70 caracteres y lo segundo que contenga una palabra clave (key Word). Si estás usando la aplicación Yoast, además de saber cómo vas en eso, puedes tener hasta dos títulos: el que seleccionen los motores de búsqueda y el que encuentran los usuarios dentro del artículo (si lo trasladas a una revista impresa o periódico se trata del título de la portada y el que va en las páginas internas). Si vas a hablar de un producto procura colocar en tu título palabras “funcionales” como ventajas y desventajas del iPhone6, por ejemplo. “¿Por qué comprar un nuevo disco duro?”. Invita al usuario a leer una solución.

Optimiza links, imágenes y encabezados

Usa también tus palabras clave en tus Links permanentes, tu HTTP. Que la dirección que el usuario visite contenga en el link esa palabra clave. Y procura que esos links sean cortos para agilizar la velocidad de tu página web. Usa también las palabras clave para identificar las imágenes de tu sitio web. Si estás apurado es probable que guardes archivos con títulos como “Foto 2 de Inicio”. ¿Realmente crees que a Google le sonará familiar? ¡Vamos! Usa tus palabras clave en las imágenes y atrae más tráfico a tu página web. Estarás haciendo un buen On Page Seo. Y, por favor, añade a esas imágenes su respectivo crédito.

Usa igualmente las palabras clave en los encabezados de tus contenidos. ¿Cuáles son las palabras clave de tus encabezados? Las determinará la categorización que hagas de tus artículos o contenidos. Si el asunto versa sobre la gastronomía seguramente “bastón” no será una palabra apropiada para tu encabezado. Se han visto casos…

Genera Links Internos (si tienes cómo)

“Tengo tantas cosas qué decirte”, puede ser el parlamento de otro melodrama de televisión que, en esencia, no está diciendo nada. En la web y para hacerte un experto en On Page Seo no tendrás que derramar lágrimas. Bueno, no si aplicas las recomendaciones pertinentes. En este caso el consejo no es otro que generar Links Internos que complementarán eso que tanto tienes que decir en un solo artículo o contenido. Eso sí, no te excedas, entre tres y (máximo) cinco links son recomendables por cada artículo y procura colocarlos en la parte superior de tu publicación.

Y no seas egoísta, ya te lo dijimos: agrega Links Externos, haz nuevos amigos que puedan ofrecerle a tu lector información precisa. Por favor, no inventes generar Links Internos que no lleven a nada importante, es decir: no hables tonterías. Ve al grano. Del mismo modo usa etiquetas en una misma máxima cantidad (entre 3 y 5) y de acuerdo a la categoría de cada artículo. Piensa en categorías y subcategorías para cada artículo y en que las etiquetas o tags sean acordes a las mismas.

Resalta lo importante y cuida tu ortografía

Si yo estoy leyendo un artículo que me interesa y me topo con barbaridades ortográficas como “Ha habido”, “Hubieron”, “A la final”, “Más sin embargo”, “Fuistes, dijistes, comistes”, créeme que abandonaré la lectura, así el contenido me genere la más genuina curiosidad. De manera que para un buen On Page SEO tú debes cuidar igualmente tu ortografía.

Obviamente, nadie está exento de errores que puedan escaparse, pero a diferencia del discurso oral, el escrito en la web puede corregirse a tiempo si se comete. Así que mucho cuidado, ¿entendiste? (sin s). Lo otro: haz un uso descarado de los recursos de la escritura virtual si quieres resaltar algo importante: usa cursivas y negritas si quieres referirte a títulos de productos o eventos, subraya, centra ese contenido que quieres destacar. Evita los grandes “bloques” de texto, el usuario te lo agradecerá, pero tampoco seas menos breve de 300 caracteres. Haz tu propio focus group: que tus amigos fieles se lean tus contenidos y te den su feedback antes de que publiques.

On Page Seo: Optimiza tu página web

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *