Pasa con cierta frecuencia: visitas la página en Facebook de una compañía y te encuentras con un centenar de seguidores que tienen acceso a poca información: la fecha en la que fue creada, tus amigos de Facebook que la siguen y un par de fotos: una con el logo de la empresa, que es además la foto de perfil, y otra en la que sale el dueño de la compañía cargando a su sobrinito en la playa. ¿Tiene sentido? Quizá para el sobrinito de la compañía sí. Para  ti como usuario ninguno, no te enteras a qué ramo pertenece la empresa ni sobre sus próximos productos y servicios. ¿Para qué es útil tener una página en Facebook de tu empresa? En primer lugar, para captar clientes rentables para tu negocio. Acá te contamos 10 maneras para optimizar la página en Facebook de tu empresa, cuidarla, honrarla y respetarla hasta que la inercia los separe. Fíjate:  

1. Preséntate ante tu audiencia: Lo que te dijimos al principio de esta nota: si abres una página de Facebook para tu empresa, lo mínimo que puedes hacer es presentarte. El ítem “about” o “acerca de” debe reflejar detalladamente los servicios y productos que ofreces, sin necesidad de que por ello tengas que remontarte a contar la historia de la primera semilla de uva que sembró tu tatarabuelo antes de que esta compañía se transformase en el emporio del vino (eso funcionaría mejor en tu página web corporativa). En Facebook, la información debería ser más expedita y práctica. Luego: las fotos. Si no colocas fotos del trabajo que se hace en tu empresa, ¿cómo el usuario va a saber a qué te dedicas o si le interesan los servicios que ofreces?

Es como cuando alguien está usando su perfil de Facebook para encontrar virtualmente una pareja y coloca en su foto de perfil una flor. Bien, para algo existe la libre interpretación pero créeme que, mientras adivinan si eres “bella y natural”, tus potenciales conquistas harán click en la página de la rubia trotando en la playa o el tipo intelectual de barba que aparece sentadito en su casa leyendo Tolstói.

Como empresa, seas la rubia o el intelectual muestra tus productos y servicios como ricos bocados (y si tu empresa es gastronómica con más razón). Y descríbelos: “Esta crema para el cuerpo es nuestro último lanzamiento, mira los resultados en la piel de Verónica”. Mantente activo con moderación, no atiborres a tus visitantes con información, pero tampoco los abandones dejando eternamente aquella foto de 2005. Y usa fotos del tras cámaras de lo que ocurre en tu empresa, son más atractivas que las que muestran que firmaste un acuerdo con otra compañía (estas pueden servirte ocasionalmente de apoyo). Y, como quien publica las fotos de su boda: sube al Facebook fotos de tus eventos y procura que quien las tome tenga un mínimo sentido de la composición sin que por ello sea Mario Testino (lo que no queremos ver en la imagen de la servilleta de tela puesta sobre la mesa). 2.

2. Haz tu propio reality show: ¿Por qué crees que las Kardashian se han vuelto multimillonarias mostrando videos de sus visitas a depilarse? Porque a la audiencia, por más que las critique, le genera morbo ver la sesión completa con cera caliente incluida. Ojo: no te depiles en cámara. Con todo esto lo que quiero decirte es que uses el poder del video para generar interés en tus usuarios. Al igual que con las fotos, mostrar un video de cómo se elabora uno de tus productos o de cuál es la logística para prestar tus servicios de manera óptima puede resultar interesante si tus seguidores en Facebook son los correctos (los que están interesados en solicitar los servicios de tu empresa). Crea tutoriales: No sé si te has fijado que, últimamente, es muy frecuente encontrarse con que muchos de tus amigos en Facebook comparten muchos videos del “cómo se hace”, que generalmente no pasan de los tres minutos y cuentan con una dinámica edición. Pues bien, crea tus propios tutoriales. Y aprovecha los playlist: crear una lista de reproducción de videos en la página de Facebook de tu empresa puede ser muy atractivo para tus seguidores y es además una herramienta muy sencilla de usar. No dejes de actualizar tus videos. Debes tener una vision de avanzada de Facebook para empresas y no quedarte con stock photos y logos por siempre.

3. Llama a la acción: Habla con tu usuario, dialoga con él. Para ello cuentas en Facebook con el botón “Call to Action” que está en el encabezado de la página en Facebook de tu empresa. Búscalo bien, si no está habilitado, Facebook te da la opción “Create Call to Action” (Crea el Llamado a la acción). ¿Qué le vas a decir a tus usuarios cuando actives ese botón? Las frases que está comprobado que funciona. Así como cuando terminas una relación y apelas a las clásicas: “no eres tú, soy yo”, o “vamos a darnos un tiempo”, en Facebook, el botón Call to Action ya tiene sus frases acostumbradas: “Compra ahora”, “Contáctanos”, “Ve el video”.

4. Apela a la promoción limitada: Ha funcionado durante décadas para la publicidad en todos los medios, funcionará también en la página de Facebook de tu empresa: crea promociones especiales con ofertas exclusivas que se venzan a las 24 horas, a los dos días o en 60 minutos. Si has logrado captar a lo seguidores apropiados, que están convencidos de la calidad de tus productos y servicios, lo mínimo que van a hacer es hacerte caso si los invitas a jugar y ganar. Sí, ya sé, estás pensando que como usuario tú jamás te tomarías una selfie con tu gatito para obtener un descuento en los 10 kilos de comida para gato que te están ofreciendo, pero créeme que funciona y mejor aún: al usuario le gusta; más aún si el asunto va acompañado de votos para elegir “la mejor selfie”. Mientras crees ofertas exclusivas más dinámicas activarás que tus usuarios hagan clicks para comprar.

5. Divierte a tu audiencia: Crea concursos de dinámica sencilla. En este momento en el que se proliferan las aplicaciones en los teléfonos inteligentes con trivias como “A pensar” o el de la franquicia “¿Quién quiere ser millonario?”, no es más que pertinente que entretengas a tu audiencia basándote en este furor por adivinar. Facebook es, básicamente, un lugar para entretenerse, así que sácale provecho. No necesitas siempre ofrecer una recompensa financiera al ganador ni un notariado público para darle validez a la competencia. Ingéniatelas y entretenlos. Y si no crees en el boom de las adivinanzas en Facebook, date un vistazo por tu página de inicio: encontrarás publicaciones tan usadas como: “encuentra las diferencias”, o “descubre la palabra oculta en este paisaje”, entre tantas otras. Otra opción: apela al humor de tus seguidores publicando, ocasionalmente, una foto divertida.

6. Hazte amigo de otras páginas: Si bien para los usuarios promedio tener un nuevo amigo en Facebook se traduce, en el mejor de los casos, en una fluida interacción virtual que incluye gustos por un mismo contenido o personaje, acercamiento de distancias geográficas que se convierten en encuentros cercanos en la web y hasta largas sesiones de chat, para una empresa hacerse amiga de otra puede reportar beneficios igualmente significativos y especialmente promocionales. Darle “Me gusta” a páginas de Facebook a los perfiles de los empleados de tu empresa o a las páginas en Facebook de empresas con las que tengas alianzas no te traerán otra cosa que promoción. Si como usuario promedio notas que en tu perfil se despliega a la izquierda esa página a la que le diste “me gusta” y de la que te convertiste en seguidor (cine clásico, canciones de Michel Jackson), notarás que el asunto que queda a la vista de todos. Como empresa puede ser un ganar-ganar: tu página mostrará las empresas aliadas que “te gustan” y ellas, te mostrarán a ti, si les “gustas”.  

7. Publica tus récords: Usa Google Analytics para medir cómo estás posicionado con tu audiencia y no te guardes todos los resultados para ti solo. A tus nuevos seguidores y a los más fieles les encantará verse reflejados en el estudio de tu página de Facebook para tu empresa. Ocurre cuando publicas tus nuevos seguidores de determinada localidad, se sentirán complacidos de verse allí y obviamente esta información puede impulsar los clicks o likes de nuevos seguidores que sean “amigos” de estos. Tal cual como hacen muchos usuarios en Instagram hasta puedes publicar tus cifras con una foto estimulante: “Ya somos 3,5 millones”, “Alcanzamos los 250k”, etcétera.

8. Crea fichas personalizadas: En la misma onda de los tips anteriores: consiente a tus clientes con una Custom Tab o Ficha Personalizada en la página de Facebook para tu empresa (puede contener datos como estado de su facturación, suscripciones a publicaciones, etc.). Se traduce en un incremento de usuarios. Y nuevamente, usa las herramientas de Facebook para promocionar tus productos y servicios; con cierta frecuencia ves que alguno de tus amigos “te está invitando a un evento”, y el sistema te da la opción de colocar si asistirás o no. Pues haz lo mismo con tus usuarios empleando tu página de Facebook para tu empresa: estimula las interacciones creando eventos, chats en vivo y descargas de ebooks y estudios de casos.

9. Pon tus seguidores a prueba: Divide tus test engagement strategies o tus pruebas de estrategias de participación. ¿Y esto con qué se come? Son las mediciones de participación de tus usuarios de acuerdo a los contenidos que publiques. En Twitter ya existen estadísticas en cuanto a las interacciones de los usuarios con la promoción de contenidos con horarios específicos, pero alrededor de las estadísticas siempre hay mitos: “los usuarios interactúan más a las 10:00 de la noche”, “Los usuarios no interactúan los viernes en la mañana”, la información puede ser confusa. En el Facebook de tu empresa tú sencillamente prueba: establece días y horas fijos de actualización de contenidos y pruebas su efectividad en número de interacciones y “likes” en un lapso de dos semanas. Luego varía los días y los resultados te irán guiando. Mantente activo.

10. Incluye tus otras redes: Generalmente, no hay quien revise Facebook que no haya hecho su respectiva pasada por Instagram y que luego no vaya al Twitter, al margen de que prefiera una red social más que la otra. “Linkear” o incluir en tu página de Facebook para tu empresa tus otras redes sociales refuerza tu cultura corporativa y les da a tus usuarios una visión holística (del todo) de tus servicios basados en los objetivos de tu negocio. Ninguna de tus otras redes va a quitarle protagonismo a tu página de Facebook para tu empresa, todo lo contrario: le hará saber a tus seguidores que tú quieres prestarles el mejor de los servicios por donde quiera que naveguen.

Optimiza el Facebook de tu empresa en 10 tips

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *