“Mire pero no toque”. ¿Cuántas veces no has escuchado esa frase? Desde que eras un niño y todos temían que destrozaras el preciado jarrón antiguo de la abuela, hasta que, tiempo después, te lo dijo ese amor platónico del bachillerato que nunca ibas a tener y que solo ibas a poder ver pero jamás tocar. Hitchcock sabía de eso, de nuestra condición innata de voyeristas, lo reflejó en películas como The Pleasure Garden, en la que un espectador ve extasiado a las coristas bailar desde la mejor butaca del teatro, pero no tiene control sobre ellas.

¿A qué viene toda esta charla de cine, recuerdos familiares y parafilias? A que hoy voy a hablarte de los Internal Links o Vinculos Internos de una página web, una herramienta que te permitirá ofrecerles a tus usuarios la posibilidad de saciar un instinto básico: ver y tocar. Que en este caso no es más que ver y hacer click, “pinchar” para descubrir qué hay debajo de esa palabrita que tu web le está ofreciendo al usuario  subrayada y coloreada, como invitándole a descifrar un enigma o sencillamente a matar tu curiosidad. Además, los adecuados Links internos te ayudarán a posicionarte en buscadores. Acá te explicamos cómo los link internos afectan tu SEO.

Links Internos: Buenos para ti, para el usuario y para el SEO  

La construcción de Links Internos es una de las técnicas de Digital Marketing más fiables de optimización de tus contenidos para los motores de búsqueda. Si eres un “surfer” frecuente de la web y te interesa un tema, habrás notado que al entrar a los websites de tu preferencia te encuentras con un sinfín de términos “a relieve” que te sugieren continuar la lectura con una información adicional con solo apretar del mouse.

¿De qué se trata esencialmente? De que el usuario que está viendo un  contenido tenga la posibilidad de visitar otro contenido de la misma página que está a solo un click de distancia. ¿Cuál es el beneficio? Para el usuario, el hecho de que va a estar mejor informado sobre lo que está buscando, lo cual les da a los Internal Links una virtud didáctica o utilitaria según el tipo de usuario. Basta con colocar el clásico ejemplo de quien visita un contenido de Wikipedia y no tiene ni idea de lo que le están hablando. ¿Cuál es la solución? “Cliquear” sobre la palabra, frase, fecha o nombre que no conoce y enterarse de qué se trata.

Para ti, ¿cuál es el beneficio de construir un buen Link Interno en tu página web? Que el usuario se quedará contigo (o mejor dicho, en tu website) por mucho más tiempo, “saltando” de un contenido a otro.¿Cuál es el beneficio que obtienes para tu posicionamiento en los motores de búsqueda? Si se trata de Internal Links con las palabras clave adecuadas se convertirán en la razón principal para que los buscadores las incluyan cuando arrojen sus resultados más relevantes, lo cual, lógicamente, te beneficiará porque traerá una mayor cantidad de usuarios. Como sabes, el tiempo en la website es uno de los factores que afectan como google te percibe y ranquea. A su vez como te aprecian posibles clientes de tu Blog o website para pautar en ella.  

El amor empieza por casa o los Internal Links en tu Homepage

Conocer la casa de alguien, su espacio, su refugio, siempre devela datos sobre quién vive allí. Un portarretrato de marco dorado con la foto del día del matrimonio en la repisa de la entrada, un fuste sobre la cama o un (temible) forro floreado en la tapa del inodoro dicen más sobre esa persona que un largo monólogo cargado de anécdotas.   

Partiendo de ello, lo recomendable es que, en tu página web, procures mantener tu “casa”, Homepage o Página de Inicio llena de elementos que hablen bien de ti. Si posees una página web con una cantidad importante de Internal Links es muy probable que tus usuarios lleguen a tu website a través de distintos contenidos, que no son siempre necesariamente los de tu página de inicio.

Pero ten por seguro que, en cualquiera de los casos, la mayoría de los que entran a tu página no querrán menos que saciar la curiosidad de ver cómo está tu “casa”. Y es allí, en tu página de inicio, donde construir Links Internos debe ser una tarea hecha con un sentido de funcionalidad, que le dará valor a tu página.  

El Link Interno Ideal: Atractivo y Apropiado   

Para construir el Internal Link ideal debes tomar en cuenta dos características similares a lo que busca una concursante del programa  The Bachelor en un hombre: atractivo y apropiado. En términos tecnológicos esto es lo que se conoce como Anchor Text (Texto de “Anclaje”), el que mantendrá a tu usuario enganchado y motivado a hacer click. No es necesario ser Einstein para saber que las palabras que debe contener el Anchor Text deben estar directamente relacionadas con el contenido que estás ofreciendo a tu usuario. Si estás hablando de nutrición y haces una mención a “las manzanas milagrosas que te quitan cinco kilos instantáneamente” no irás a colocar como texto de anclaje el artículo “Las”, ¿verdad?

Sino manzanas milagrosas que te quitan cinco kilos instantáneamente. Ya deja de hacer click aquí, estas manzanas no existen.  

Más allá de la lógica, en cuanto al título que debe contener la construcción de Links Internos, existen herramientas o tecnicas que pueden ayudarte a construir Internal Links apropiados y atractivos, como algunas en WordPress y Smart Internal Inbound. Pruébalos.  

Links internos: ¿Tres son suficientes?

Érase una vez Caperutica Roja. Caperucita tenía una relación emocionalmente estable con su mamá, aunque se dice que ésta quería que la niña se transformase en costurera y ella se rehusaba, quería ser pastelera. Todo comenzó cuando Caperucita, cuyo verdadero nombre es Agnes Alexandra, contaba con tres meses de nacida…

¿Te imaginas una versión así del popular cuento infantil? Bueno, es seguro que hubiese servido para que el niño de turno cayese rendido en su camita del aburrimiento. Es lo mismo que tener ese amigo que intenta contarte que fue a surfear a la playa y se detiene en detalles como la temperatura de la arena ese día. ¿Lo tienes, cierto?

¿Y a qué viene todo esto? Estoy dando vueltas para decirte que tú no debes dar tantas. Esto es: si quieres que tu usuario disfrute de uno de tus contenidos y que este contenido pueda llevarle a otros a través de un Internal Link no debes atiborrarlo de palabras clave subrayadas, interrumpirás demasiado su navegación, restarás atractivo a tu página web y ni tú ni él quedarán satisfechos.

Según estudios recientes, un usuario promedio de la web no “gasta” más de tres (3) clicks por contenido mostrado para encontrar la información que necesita. Ojo: no es para que lo tomes como una regla que no pueda romperse, pero sí como un punto de referencia para que no te excedas. Otros expertos dicen que no son despreciables números como 4  o 5 vínculos internos por contenido, para no volver loco al usuario con una cantidad excesiva de información. En todo caso, lo  que debes procurar al construir Internal Links es que el camino para el usuario sea lo más directo y transparente posible.  

¿Qué tienen que ver Hansel y Gretel con todo esto?  

Volviendo a los cuentos infantiles, ¿recuerdas para que servían a Hansel y Gretel las migajas de pan que dejaban a lo largo del camino recorrido? Pues para guiarse en la ruta de regreso a casa. En la web existe “la navegación de la migaja de pan”, término más empleado en inglés: Breadcrumb Navigation. Cuando entras a una página web, chequeas el contenido del home y solo colocas el cursor sobre un canal de tu interés se despliega, generalmente, una “ruta” a seguir de ese contenido. Esta característica suele estar en la parte superior de un website y no necesariamente contiene vínculos internos. De lo que se trata es que, a la hora de construir Links Internos tomes en cuenta esta característica y puedas sacarle provecho en eso de indicarle a tu usuario exactamente dónde está parado, hacia dónde va si hace click y también cómo regresar a “casa”. Para aprovechar las características de la Breadcrumb Navigation y construir buenos Internal Links puedes explorar herramientas como WordPress y potenciar tu SEO.

Los Internal Links y su combo  

No solo de Links Internos vive tu página web. De nada sirve construir Links Internos atractivos y apropiados si tu website no cuenta con tres elementos que, si son diseñados adecuadamente, pueden sumarle cierto sex-appeal: Sidebars, Widgets y Navigational Links. Volvemos al punto de tener tu casa en perfectas condiciones para que los visitantes no se espanten al abrir el clóset y recibir una avalancha de trastos. Los Sidebars son, como su nombre en inglés lo indica, las barras laterales que contienen información adicional (usualmente publicitaria) a la que tu usuario está consultando; los Widgets son las usuales ventanas de información comunes en teléfonos inteligentes y en tu computadora de escritorio, tales como las relativas al clima o las que te llevan a aplicaciones como Facebook, Twitter o Instagram. Los  Navigational Links son generalmente interfaces gráficas con información atractiva para el target de tu usuario.

En este sentido, una herramienta útil para que tu página web sea atractiva al target de tu usuario es Widget Context. Te ayudará no solo a determinar qué vínculos resultan atractivos a tus usuarios en específico sino también a conocer qué es lo más “linkeado” por los usuarios  en la web.

¡Arriba los Links Internos!

No es una “porra” lo que ayudará a tus Internal Links a posicionarse en los buscadores, sino su posición. Los estudios de mercadeo digital arrojan que el usuario promedio prefiere revisar los Internal Links que están en la parte superior de tus contenidos. Los motores de búsqueda tienen esta información, así que mientras los posiciones arriba pues estarán mejor posicionados en los buscadores, valga la redundancia tecnológica. Recuerda hacer un mix entre las palabras clave que te indica el SEO con los títulos asociados a tus contenidos. Eso y colocarlos arriba es un buen camino para la  buena construcción de Internal Links. No olvides tampoco la buena escritura de tus contenidos en un lenguaje sencillo y útil. Recuerda que construir Links Internos es darle a tu usuario justo lo que está buscando y a los buscadores justo lo que están “rankeando”. ¡Vamos! ¡Arriba! Esta porra es para ti.

Internal Links: El placer de mirar y ¡tocar!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *