¿Qué es lo primero que hacen los amigos cuando se encuentran luego de un largo período sin verse? ¡Ponerse al día! (lo que en Estados Unidos se llama Catching Up). Contarse lo bueno, lo malo y lo feo que ha pasado: conmoverse, reírse o asombrarse con las noticias. Después de la actualización, llega ese silencio necesario, el descanso de los cuentos y la puesta en marcha de cualquier otra cosa: alguna película, un trago y luego la despedida hasta el próximo encuentro. ¿Qué ocurre con los amigos que sí se ven todos los días? Pues el ponerse al día puede ser menos emocionante (básicamente porque se ven todos los días). Puede pasar que se llamen por teléfono en la noche y al preguntar: ¿Qué hay de nuevo? La respuesta sea: “Pues aquí, en lo mismo”. Lo mismo es todo lo que tu memoria ya sabe de ese amigo, todo lo que te ha contado y que tienes al día. 

¿A qué viene todo esto? A que voy a hablarte de qué es el caché en WordPress. ¿Qué es el caché? En la web, el término se refiere a la memoria de tu computadora que guarda temporalmente los datos recientemente procesados: el “cuento”, en este caso, es el que les narras a tus usuarios con tus contenidos y si ellos han visitado tu sitio en WordPress recientemente la memoria no tendrá que contarles la misma historia como si fuese la primera vez sino que les mostrará lo que ya conocen. Por cierto, en la película The Intern (El pasante), una rubia que conquista de Robert De Niro, cercana a los 70 años, le dice: “A nosotros puede tomarnos toda una vida ponernos al día”. Es un buen chiste, ¿verdad? En fin, voy a ponerte al día para que aproveches al máximo el caché en tu sitio de WordPress. Así que vamos a Caching Up. ¿Entendiste?

¿De qué me perdí?

Lo peor que puede pasar en un proceso de comunicación es justamente la incomunicación. Supón que ese amigo que no has visto en un tiempo se gana la lotería. Tú le preguntas: “¿Qué hay de nuevo?”, y él te responde: “No mucho”. ¿Qué pasará? Bueno, lo mínimo es que puedas perderte su invitación a recorrer Europa en verano. Ciertamente, te perderás de algo.

¿Cómo se traslada esto al caché en tu sitio de WordPress? Si tu tráfico aumenta, la memoria caché quizá no se actualice tan fácilmente y si has publicado nuevos artículos o has modificado alguno de los anteriores tu usuario no se enterará de esa buena nueva que quieres contarle. ¿A qué me refiero con todo esto? A que si tienes pensado usar WordPress para publicar tus contenidos, debes estar “al día” en materia de caché. Puede resultarte confuso por las múltiples opciones que existen. Lo importante es que uses la que mejor se adapte a tus contenidos. Para ello, acá cuentas con algunos tips. 

A lo Jennifer López

En este momento voy a pedirte que entres a la memoria de tu computadora. Como si fueses Jennifer López en The Cell, aquella película de domingo en la que ella, siendo una psicoterapeuta es requerida por el FBI para “entrar” en la mente de un asesino en serie (es injusta la comparación, sabemos que, en el fondo, tu computadora es buena y gentil). Acá vamos (¿ya te sientes tan sensual como J-Lo?) 

1) Tu memoria caché en WordPress está compuesta de información que navega entre tres computadoras. Primero el navegador de tu usuario contacta tu servidor web, este servidor puede estar físicamente tan lejos o tan cerca de él. Tu instalación de WordPress contacta la base de datos para encontrar tus publicaciones (pueden estar en otra computadora distinta) y regresa al usuario con la información. Si trasladamos esto de las computadoras al género humano puedes hacerte una idea de cómo un rumor se transformó en el chisme del mes, pasando de una “computadora” a otra. En términos informáticos, no es tan grave. Sin embargo, tienes que estar atento a este proceso. ¿Qué es lo más recomendable? Tomar atajos 

2) ¿Cómo acortar caminos? Ahorrando la información que ya conoces. Si vas a decirle a alguien: “Te ganaste el premio Pulitzer”, probablemente querrás evitarte tener que contar la historia del premio desde su creación hasta el presente. Para el caché de tu WordPress también puedes ahorrarte información y mejorar tu velocidad. Por ejemplo: El servidor del usuario no tiene que solicitar al caché la imagen de tu página de inicio cada vez que el usuario presione F5 para actualizarla. Basta con que esa imagen se almacene en el disco duro de tu usuario y no cambie más para el usuario hasta que tú mismo la cambies.

3) Lo mismo puede ocurrir con las solicitudes del usuario del sistema de gestión de base de datos MySQL. Por cada solicitud, WordPress puede guardar la información de cada consulta y esta será la misma para tu visitante hasta que cambies esa información. En eso consiste el “Caching” en la reutilización de datos de solicitudes anteriores para acelerar la velocidad de las nuevas solicitudes. Si lo detallas podría parecerse al funcionamiento de la memoria humana, en el sentido de no tener que contar lo mismo millones de veces como en la comedia 50 primeras citas.

Entre el servidor de tu usuario y tu WordPress

Si volvemos al ejemplo de ese rumor que va de boca en boca alimentando las memorias de los que escuchan, lo más seguro es que a medida que se encuentre con personas que alteren su información original, al final de día, la información original cambie por completo. En la web existen “objetos” (archivos que ocupan espacio de programación) que encuentra el servidor de tu usuario cada vez que éste hace una solicitud a tu sitio en WordPress. Esos objetos que aparecen en el camino son:

Lo que hay en el servidor del cliente: Imagina que vas a ver una película todos los días después de salir del trabajo, como Cecilia, el personaje interpretado por Mia Farrow en La rosa púrpura del Cairo. Lo mínimo que va a pasar es que tu memoria registre cada vez más detalles de las mismas escenas, hasta que tú sepas exactamente de memoria todo lo que vas a ver. Seguramente llegará un punto en el que tu capacidad de sorpresa estará sosegada, por más que te emocione ver la misma toma una y otra vez, como a Cecilia. ¿En qué momento realmente te sorprenderás? En el momento en el que la película que has estado viendo una y otra vez cambie de rumbo. En el caso de Cecilia, el galán de la película, su amor platónico, cobró vida y se salió de la pantalla, lo cual hizo que su cerebro le avisara: ¡Hey, esto es distinto!

¿Qué ocurre con la memoria caché del usuario que ve “la película” cuando entra a tu sitio en WordPress? El servidor de ese usuario preguntará –digamos- al servidor de contenido de tu sitio si la información ha cambiado desde la última vez que el usuario tuvo acceso. Si nada ha cambiado, si “la película” es la misma, el servidor usará una copia del caché de tu sitio en WordPress. Esto reduce sustancialmente el tiempo de carga de tu servidor en WordPress.

Lo que hay en el caché de tu servidor en WordPress: ¿Qué hay en la mente de los creadores de South Park? Con suerte nunca lo sabremos. ¿Qué hay en la memoria caché de tu servidor en WordPress? Eso está más fácil de responder.

La memoria caché de tu sitio en WordPress almacena tus páginas por partes: el cabecero, el cuerpo, el pie de página, la plantilla de la barra lateral, son las partes que el sistema de gestión de base de datos MySQL une en el momento en que el usuario hace la solicitud de entrar a tu sitio.

La página HTML de tu caché en WordPress almacena y guarda estas construcciones y las muestra a múltiples usuarios. Otra cosa que almacena tu memoria caché en WordPress es los resultados que arroja tu base de datos MySQL, si la consulta es la misma se almacena el mismo resultado en lugar de hacer la gestión de la misma solicitud 1000 veces.

También hay objetos (bloques de información contenidos en programas) en el caché de tu servidor en WordPress. Por defecto, los mismos duran en el caché lo mismo que en tu mente la fecha del Día mundial de lavarse las manos; es decir, una vez por cada solicitud de información hecha por tu usuario (el Día mundial de Lavarse las manos es el 15 de octubre). Hay, sin embargo, plugins que pueden mejorar esta búsqueda y optimizar la reutilización del caché con respecto a los objetos.

Así como en la mente humana existe un lenguaje, existe en la web el PHP, el lenguaje de programación web que compila las páginas que te muestra el monitor de tu computadora. El PHP Code Caching que usa el caché de tu servidor en WordPress guarda los códigos de este lenguaje requerido por cada búsqueda del usuario. Esto ahorra tiempo en el proceso y beneficia al usuario porque a menor cantidad de compilaciones (partiendo de que el sistema guarda los códigos y no vuelve a solicitarlos) tu página en WordPress descargará sus contenidos más rápidamente.

¿Qué da más caché?

El almacenamiento en el caché se da de dos maneras: en la memoria del servidor y en la memoria del disco duro. En la memoria del servidor todo corre más rápido, sin embargo, la mayoría de las páginas en WordPress se alojan en un servidor compartido e inevitablemente requerirán usar la memoria del disco duro. ¿Qué hacer entonces? Optimizar a través de distintos puglins como los siguientes:

HTTP Compression: Todos los datos enviados al protocolo HTTP pueden ser comprimidos en tu servidor que los descomprime y los muestra al usuario. La compresión de HTTP reduce los bytes (la cantidad más pequeña de datos que una computadora puede “morder), y esto, por supuesto, reduce los tiempos de carga de tus contenidos.

Script and Stylesheet Minimization: En español esto no es más que la minimización de los scripts y CSS por cada solicitud de tu sitio en WordPress hecha por los usuarios. Generalmente, si tienes 10 Javascripts, por ejemplo, el servidor hará 10 solicitudes distintas, lo cual obviamente hará más lenta la experiencia del usuario. Pero si minimizas los scripts y lo estilos la experiencia se reduce de 10 solicitudes a una sola que contenga la información en un mismo archivo.

Después de todo esto creo que te queda claro lo que es tener un buen caché. Sin embargo, puedes ver esta “película” las veces que quieras, como Mia Farrow en La rosa púrpura del Cairo. Le hará bien a tu memoria.

El caché en tu WordPress: ¡Haz memoria de esto!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *