Seguramente, como yo, eres de los que cuando se sienta a trabajar tiene abiertas cinco o seis ventanas a la vez, entre tus documentos en Word, páginas web que estés consultando y esa imagen en photoshop que te ha costado poner “en tamaño” y, de paso, comienzas a ver una película sobre la Segunda Guerra Mundial. Pues bien, la computadora se cansa. Porque obviamente habrás notado que al abrir estas cinco o seis ventanas, generalmente, todo va más lento. ¿A qué se debe? A que estás llevando al máximo las capacidades de tu CPU y tu memoria (usualmente conocida como memoria RAM).

Fíjate, si ponemos el ejemplo, podríamos trasladarnos a esa amiga de tu mamá que cuando tú cumples 18 años te dice: “¡Qué bello! Y pensar que yo te cargaba cuando eras un bebé, ¿te acuerdas?”. Tú obviamente, si de verdad te pones en la inútil tarea de recordar lo qué pasaba cuando eras un bebé, comenzarás a abrir ventanas y más ventanas en tu memoria en vano, porque probablemente nunca recordarás el episodio, por lo cual la solución es soltar un: “sí, claro”, que nunca deja mal a nadie. Pues bien, con el CPU y la memoria de tu computadora intentan no dejarte mal en su funcionamiento, pero no te dicen “sí, claro”. Si sobrepasas sus capacidades, seguramente van a demandarte algunas alternativas (entiéndase, aplicaciones para funcionar mejor).

Y estas demandas de herramientas se trasladan al funcionamiento de tu sitio en WordPress, por ejemplo. Sí, como lo lees. Lo que ocurre en ese caso es que la velocidad de CPU y la memoria en WordPress dependen de la cantidad de tráfico de usuarios que tengas en tu página web, que, con suerte, será mucho. A mayor cantidad de tráfico, más recursos utilizas. Y esto puede traer como consecuencia ciertos “colapsos”, como cierres inesperados o bien que tu página quede off line o se ralentice de una manera dramática para mostrar a los visitantes tus contenidos (y ya sabes que esto lo que trae como consecuencia es el abandono de tu página web).

Volviendo a la realidad no virtual, fíjate lo que puede ocurrir si a un concierto de rock asisten una mayor cantidad de personas de la esperada porque se sobrevendan los boletos, por ejemplo… El caos no se hará esperar, por más que el artista va a estar contento de ver esa multitud allí coreando sus canciones. Ya sé que te crees un artista de la web, lo eres. Y tú y yo sabemos que quieres aumentar el tráfico a tu página en WordPress, pero lo ideal es que lo hagas con las herramientas adecuadas. Así que a cantar… victoria.

La importancia de tener buen caché

Antes de seguir debo preguntarte si sabes qué es el caché. No, no me refiero al asociado a la elegancia… Aunque sería muy elegante que supieses que, en tu computadora, el caché es la memoria de acceso rápido, la que guarda temporalmente los datos recientemente procesados. Se trata de la misma memoria visible al usuario que entra a tu sitio en WordPress; puede que el “cacheo” no muestre a tus visitantes tus últimas actualizaciones y es aquí donde comienzan los riesgos de que seas como el cerebrito del salón: popular pero lento y desactualizado. Acá cuentas con herramientas que pueden ayudarte a mejorar tu caché en WordPress. Quedarás muy elegante al usarlas.

W3 Total Cache es considerado uno de los plugins programas o complementos más útiles de WordPress y es totalmente gratis. Se instala de manera sencilla. Comprime HTML, CSS y Javascript y eso hace que tu sitio en WordPress se cargue más rápido, entre otras ventajas.

WP Super Cache: Es tan popular como el W3 Total Cache e igualmente bueno para agilizar las velocidades de carga en tu sitio en WordPress. Cual superhéroe este plugin acelera tu página y reduce el consumo de recursos. Sea cual sea tu decisión, verifica el correcto funcionamiento del plugin escogido y chequea que realmente haya mejorado el tráfico en tu sitio web.

Otras herramientas, ¿usarlas o no?

¿Estás en tu casa? Echa un vistazo alrededor y, de todo lo que tienes, haz un inventario de las cosas que realmente usas. Lo primero que seguramente va a saltar a tu vista es aquella vieja caminadora que compraste cuando te propusiste enderezarte con el ejercicio. Allí está cubierta de ropa que sacas de la lavadora o sosteniendo ese también viejo sombrero o fungiendo de biblioteca. Pues bien, en WordPress, tu memoria seguramente tiene que lidiar con un montón de plugins y habrá alguno que otro que no estés usando realmente y eso también afecta la velocidad de tu sitio web. De manera que lo que te pido es un acto de confesión. Revisa los plugins instalados y pregúntate: ¿de verdad necesito esto? Hay servicios de hosting que te indican cuánto CPU y memoria están usando en cada uno, lo cual puede serte aún más útil para tomar la decisión de desinstalar o conservar.

Otra cosa que puedes hacer para mejorar el uso de tu memoria y CPU en WordPress: cambia de servidor. Entre los más populares y mejor “rankeados” está Apache, pero le sigue muy de cerca Nginx. Los estudios de mercado arrojan que Nginx es más recomendable para “servir” contenido estático (como fotos) y Apache lo es más para contenidos dinámicos (secciones de noticias). Cambiarse de Apache a Nginx puede ser un proceso largo, pero, dependiendo de tus necesidades valdrá la pena. Evalúa tus posibilidades de acuerdo al diseño de tu sitio en WordPress.

¿Nada de lo anterior te da resultado? ¿Tu tráfico de usuarios sigue en ascenso? Te queda una sola cosa por hacer: invertir más en mejorar tus recursos y así no afectar dramáticamente tu memoria y CPU en WordPress. Velo como una buena inversión a largo plazo (siempre asegurándote de que lo que inviertas lo uses).

CPU y memoria en WordPress

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Eres Humano? *